Como te ayuda la decoración Home Staging a vender tu casa

Acelera la venta de tu casa con Home Staging

Antes de entrar en materia te voy a explicar de una forma sencilla y concisa en que consiste el Home Staging para sentar una buena base de lo que te contaré después.

«Home Staging» es una herramienta publicitaria consistente en mejorar la estética de una vivienda para venderla a un precio más elevado y en menos tiempo. Suena bien ¿verdad? Pues vamos a ver como lo hace…

Aunque en Estados Unidos es ya una técnica muy conocida, y se aplica a más de la mitad de las viviendas puestas a la venta, el Home Staging en España todavía está en fase crecimiento y ya comienza a revolucionar el mercado.

El Home Staging afecta positivamente a los pilares fundamenteales de la comercialización inmobiliaria, como lo son el precio de venta, la imagen y el posicionamiento en los portales de Internet.

Una buena implementación Home Staging mejora la percepción que el comprador tiene sobre la casa cuando la ve anunciada en Internet o en los escaparates de los establecimientos inmobiliarios. Cuanto más llame la atención, mayor valor percibido, y a un mayor valor le sigue un precio más alto y una venta más próxima.

Las actuaciones para habituales en un proyecto de Home Staging se denominan «relooking» y consiste en mejorar y embellecer cada estancia de la casa. Por lo general son las siguientes:

  • Limpiar a fondo
  • Pintar con colores claros
  • Mejorar la iluminación
  • Retirar los muebles dañados o que no cumplan una función específica
  • Eliminar malos olores y sustituirlos por otros más agradables
  • Retirar objetos personales como fotos, cuadros, artículos de baño… (despersonalizar)
  • Reparar cualquier elemento estropeado
  • Pintar los azulejos del baño o la cocina con pintura esmaltada especial
  • Cambiar el pavimento
  • Ordenar los pocos objetos que vamos a dejar (minimalismo)

La idea es conseguir que cada persona que vea fotos del inmueble o se acerque a conocerlo personalmente, inmediatamente sienta un flechazo de tal magnitud que le resulte imposible resistirse a comprarlo.

Deja un comentario