6 Consejos para fotografiar tu vivienda (casi) como un profesional

Cómo mejorar las fotografías de tu vivienda

Una de las claves para vender o alquilar una vivienda de forma rápida consiste en disponer de unas buenas fotografías. Si conoces a un profesional o un amigo con habilidades para la fotografía, mi recomendación es que inviertas en este servicio sin dudarlo, ya que la diferencia será abismal.

Por otra parte, si, por motivos económicos o por otros motivos, has pensado hacer las fotos tú mismo, es verdad que hoy día disponemos de unos dispositivos móviles capaces de hacer un trabajo más que decente.

Te ofrezco unos consejos muy interesantes para NO profesionales, para que tu casa luzca espléndida:

1- Minimalisto y despersonalización

Elimina objetos innecesarios como platos en la encimetra de la cocina, una escoba que asoma detrás de la puerta… y trata de despersonalizar las estancias todo lo que puedas; me refiero a retirar cuadros donde puedan verse personas, banderas de equipos de fútbol y todo eso que sabes que habla de ti, pero no de cualquier otra persona.

El minimalismo resulta esencial, por eso quizá te lleve más tiempo realizar esta tarea que el hecho de ponerte a hacer fotos.

2- Luz natural y olvídate del flash

Las fotografías quedan mucho más bonitas con luz natural, por eso debes aprovechar las horas del día con más luz para hacer tus fotos. En cualquier caso, fíjate en que las ventanas no salgan «quemadas» y el interior demasiado oscuro; en estos casos quizá tendrás que correr las cortinas para que actúen como difusores y/o buscar otro ángulo desde donde hacer las fotos.

Siempre te podrás apoyar por otro tipo de iluminación, pero tratando que sea homogénea. Empieza por encender todas las luces que tengas disponibles en casa y parte de ahí.

Utilizar flash sólo hará que el primer plano quede excesivamente expuesto y el fondo muy oscuro, por no hablar de posibles reflejos, de modo que mi recomendación sería prescindir del flash por completo.

3- Hazte con un trípode

Sí, ya sé que no eres un profesional de la fotografía, pero un trípode te va ayudar enormemente en la tarea de obtener unas buenas fotos de tu vivienda ¿Por qué? pues porque, dispongas de una cámara Reflex o bien un dispositivo móvil de última generación, la sensibilidad ISO de tu cámara debe ser lo más reducida posible, lo que a su vez implica que cualquier mínimo movimiento haga que tu foto salga movida.

4- Utiliza un gran angular

Éste es uno de esos «trucos» que marcarán la diferencia en tus fotos. Utilizar un objetivo gran angular o bien una opción similar en la cámara de tu móvil para ampliar el ángulo de visión, de esta forma más estancias parecerán mucho más grandes.

Sí, ya sé que sólo será un efecto óptico que no hará que las habitaciones crezcan realmente, pero lo parecerá, y esto hará que obtengas muchas más visitas presenciales a tu vivienda, lo que te dará la oportunidad de venderla más rápidamente.

4- Desde las esquinas y a la altura de los ojos

Para obtener un mayor ángulo de visión, además de utilizar un objetivo gran angular como he mencionado, debes situarte en las esquinas de las habitaciones para hacer tus fotos y situar tu cámara a la altura de tus ojos, ofreciendo así una perspectiva más natural.

También puedes improvisar ángulos más atrevidos si alguna estancia se presta a ello. Si llama la atención (para bien), entonces adelante.

5- Da valor a los detalles

Te va a resultar especialmente conveniente disponer de algunas fotografías más artísticas, fotografiando detalles en primer plano y desenfocando el fondo. Ésto crea, en el posible comprador, una sensación muy favorable de «gusto por los detalles» al mismo tiempo que serás capaz de entrar en él a un nivel más emocional.

Puedes buscar un bonito jarrón, unas flores, un rincón acogedor… algo que destacar en primer plano y crear una composición muy atrayente e inspiradora.

6- Cuidado con la verticalidad de las líneas

Utilizar un gran angular o buscar ángulos atrevidos puede resultar muy positivo, sin embargo debes tener en cuenta que esto puede hacer que líneas de ventanas, puertas y cuadros se queden excesivamente inclinados, destrozando totalmente tu material fotográfico.

Bien, pues con estos sencillos y prácticos consejos ya estás preparado/a para sacar unas fotografías más que chulas de tu vivienda y así conseguir una mayor aceptación por parte de tus posibles compradores o próximos inquilinos.

No obstante, como ya te comenté al principio, si te lo puedes permitir, te recomiendo dejar esta tarea en manos de profesionales, pero si no lo ves viable, aquí tienes un buen punto de apoyo para que tus fotos cumplan su principal misión, que no es otra que acelerar la venta o alquiler de tu vivienda.

Deja un comentario